Valientes

Te vas a sentir increíblemente maravillosa

 

Hoy contamos con otro testimonial de una de nuestras valientes: Sheila, un ejemplo de superación y crecimiento en todos los sentidos.

Una valiente que, vino a nuestro centro siendo una persona triste, con miedo, con mucha mala leche, con rabia, que quería algo pero no sabía que era y, en conclusión que no era feliz.

Gracias al proceso terapeútico se dió cuenta de la que la vida no eran solo problemas o estar centrada en ellos.

Sheila ha aprendido a mirar a los problemas, aceptarlos y sobre todo, aprendió a gestionarlos para poder ser feliz.

Habla de la terapia como un proceso donde es importante la constancia y que, una vez que te empiezas a sentir bien quieres más y más.

Como puntos importantes para ella en este camino, han sido la constancia con su bienestar en especial con el hecho de quererse y valorarse a una misma.

Y las herramientas que más liberación le han dado coger la RESPONSABILIDAD, dejar de ponerse excusas y de mentirse porque «te dejas de hacer daño cuando dejas de mentirte, porque ahí dejar de autocompadecerte y empiezas a hacer algo».

Para ella ir a terapia ha sido la mejor inversión de su vida y decidir empezar a cuidarse.

Os dejamos con ella:

Cristina

“Para mí, el paso por terapia ha sido toda una revelación, y lo ha sido en varios sentidos.

Por una parte me ha ayudado a conocerme más y entender por qué reacciono frente algunas situaciones de la forma que lo hago. A veces reaccionaba ante las situaciones de forma que me hacía daño a mí misma y no sabía muy bien por qué. Cuando además descubría que eso que estaba haciendo no me venía bien, además me enfadaba con el mundo, pero sobre todo conmigo, por lo que seguía en esa espiral de hacerme daño de forma inconsciente. En este sentido, ese conocimiento interior me ha hecho más libre, me ha ayudado no juzgarme tan duramente en muchas ocasiones y respetarme más a mí misma. He ganado mucho en lo que se refiere a la relación que tengo conmigo, me trato mucho mejor y me respeto mucho más, cosa que antes me costaba hacer.

Por otra parte, me ha enseñado que hay otra forma de estar en el mucho más plena y consciente, he aprendido que yo soy la única responsable de mi bienestar. Eso al principio me abrumaba, porque empecé a ejercer una responsabilidad sobre mi vida que nunca había asumido y me asustaba. Pero luego descubrí que de esta forma también era más libre.

Hay una frase que he repetido varias veces en las sesiones de terapia con mi terapeuta, y es que antes de empezar este proceso, yo sentía sobre mi cabeza una nube negra que no me dejaba ver, pensar o sentir con claridad.Yo hacía mi vida y la vivía bien, pero había algo dentro de mí que sabía que podía vivirla de forma mucho más plena. En este proceso, esa nube negra ha ido desapareciendo casi por completo y ahora sé que estoy en el mundo con otra visión que me permite ver más colores del arcoíris y eso mola mucho. A veces esa nube vuelve, pero ahora sé que es lo que provoca que la nube aparezca y tengo herramientas para hacer que se disipe poco a poco. Sé que estoy mucho más prepara para vivir de forma más plena”.

MI OPINIÓN PERSONAL SOBRE EL TRABAJO DE MI TERAPEUTA

“Personalmente no tengo experiencia con más terapeutas, Mirian es la única psicóloga con la que he trabajado, pero igual es porque desde el principio me he sentido muy cómoda en las sesiones con ella y supongo que no he tenido que buscar más. Es una persona cercana que hace el diálogo muy fácil, con ella siempre me he sentido en confianza y me ha despertado siempre mucho respeto como profesional. En muchas ocasiones he tenido miedo al realizar algunos ejercicios en la terapia, pero siempre he confiado mucho en su criterio y me he adentrado a las actividades que proponía, aunque a veces no me apeteciera mucho pasar por ellas. En esas ocasiones es implacable y hasta que no accedes a realizar esas actividades no para, lo cual a veces te hace odiarla, pero luego te das cuenta de que era lo que necesitabas.
Lo que siempre he admirado de ella como profesional es cómo me ha hecho llegar a conclusiones sobre mi proceso a través de lo que yo llamo “Las preguntas clave”, a veces ella te hace una pregunta que te hace plantearte todo tu razonamiento.
Me gustaría poner algún punto menos positivo como punto de mejora y crítica constructiva, pero me cuesta bastante, sacar algún punto a mejorar… podría decir que a veces tantas chuches ricas me descentran jajaja”.

Estela

“Mi nombre es Estela, he estado en terapia con Mirian algo más de dos años y mi paso por su consulta ha marcado un antes y un después en mi vida.

Hay una ejemplo muy gráfico que resume cómo entré y como salí. Cuando Mirian me preguntaba al empezar las sesiones que qué tal la semana, le decía que me sentía como ese personaje de dibujos animados que iba con una nube sobre su cabeza y llovía sobre él, pues bien, con mucho trabajo conseguimos cambiar esa nube por un estupendo arco iris.

Ahora, casi un año después de haber terminado hay veces que echaría mano de ella y le plantearía montones de cosas y situaciones que a veces me siguen bloqueando, la diferencia es que ahora dispongo de herramientas y recursos para poder gestionarlas y hacer que no puedan conmigo como ocurría antes.
Ir a terapia te hace crecer pero todo lleva su proceso, es duro pero al final ya os digo…, sale el arcoíris”.

María

“Mi experiencia con Mirian como psicóloga ha sido excepcional, tuve que superar un despido y una grave operación, y tras 1 año el médico me recomendó un psicólogo, cosa que yo no entendí… (yo no necesito un psicólogo … pensé) pero aún no estando convencida de este paso, lo dí, porque quería volver a mi “vida normal” y 3 médicos me lo recomendaron.
Desde el primer día que conocí a Mirian, me dí cuenta que los médicos no estaban equivocados, no era normal llorar por todo, no querer moverte del sillón y no querer quedar con los amigos en grupos. Con Mirian fuimos trabajando día a día diferentes cosas, escribiendo mis pensamientos, contestando a sus preguntas, preguntando a mis seres más cercanos, hablando sobre muchos temas…
Me ayudó mucho hablar con mis amigas íntimas, me tendieron la mano y ayudaron a salir del hoyo. Pero lo que más me ayudó es que cada vez que iba a la consulta hablaba con el corazón, no tenía que fingir, ni ocultar nada, era como una amiga más, que además sabía leer entre líneas.

Tras varios meses empecé a sonreír, a dar la importancia que se merecían las cosas, a salir, a hacer deporte de nuevo… Fue un cambio radical, hasta tal punto que mis 3 médicos me dieron el alta y hoy en día no solo estoy buscando trabajo sino que además estoy estudiando asignaturas que tenía aparcadas desde hace años. Hasta he creado un grupo para salir con nuevas amigas….

Mirian, de corazón te doy las gracias por todo lo que me has ayudado y sobre todo por la manera que nos recibes en la consulta, siempre con una sonrisa, con tranquilidad y sobre todo lo que más me sorprendió es que hiciera lo que hiciera a todo le encontrabas una explicación y no me “regañabas” por ello.
Recomiendo siempre hacer los “deberes” que mande, porque esforzándote es la única manera de que las cosas vayan cambiando poco a poco, y lo conseguirás”.

Hoy tenemos de nuevo a otra pedazo de valiente, hoy está con todas y todos vosotros “M”.
Elle acudió al centro por no poder disfrutar de su día a día y, sin entender muy bien por qué.
Acompañada por nuestra maravillosa Mónica Martín, “M” ha pasado de vivir con Ansiedad, a conocerse así misma, tanto en lo físico como en lo personal, cosa que la ha llevado a quererse.
Se ha empoderado aprendiendo a decir que No, a saber defender sus ideas, a gestionar las emociones, a superar el miedo a la muerte, a quererse 100% así misma y, una cosa muy importante y como ella expresa a LIBERARSE DE LOS MIEDOS.
“M” enhorabuena por tu valentía, por tu proceso, por tu crecimiento, entrega…y a seguir siendo esa persona Multicolor!!!
Te admiramos!!
Y desde aquí “M”, tu guía en todo este proceso, Mónica Martín, te quiere decir que: Enhorabuena, ha sido un orgullo acompañar tu preciosa metamorfosis de ser Ariel, sin su voz, a salir de Albil Psicología siendo toda una Mérida. Graciasss.

Nosotros te llamamos

Déjanos tus datos de contacto.