La Culpa

La culpa es una de las emociones que más solemos trabajar, ya que suele estar bastante presente en las personas, y es una emoción muy bloqueante.

Las emociones humanas, donde está incluida la culpa, siempre las vamos a sentir.

Pero lo más importante de aprender con las emociones, no es querer no sentirlas sino, aprender a la gestionarlas cuando la experimentamos, para que sean una señal de construcción, y no de destrucción.

La culpa por regla general, la convertimos en una señal que nos bloquea que no nos permite avanzar ya que nos mantiene en el pasado.

Hoy hablamos de ella para que aprendamos a identificarla, y pautas de qué hacer con ella.

La Culpa

Como os decíamos antes, la culpa es una de las emociones que más solemos trabajar, porque socialmente se la ha utilizado mucho para condicionar a las personas. Pero esto es un tema profundo que, si os interesa un día podemos hablar de la funcionalidad que ha tenido la culpa en nuestra sociedad.

La culpa como una de las emociones bases del ser humano, la vamos a seguir experimentando. Es una emoción que aparece de forma tardía, a posteriori, de ciertas conductas, pensamientos, imaginaciones, etc que solemos o suelen valorarse como malas o negativas.

Hasta aquí todo bien, ya que la culpa nos hace tomar conciencia de que hay algo que hemos hecho que no está en coherencia con nuestro sistema de valores.

Pero ahora viene, lo no tan bonito…

Una vez que el ser humano experimenta la culpa, tiende a fustigarse (nos solemos poner a parir y ha decir cosas bastante duras a nosotros mismos), a castigarnos (porque al a ver hecho algo «malo» por supuesto que tenemos que ser castigados, bien por nosotros o bien por los demás) y, a anclarnos y a rumiar activamente sobre el hecho en concreto porque el que nos sentimos culpables. Nos deja petrificados en el pasado y, no nos permite ver el presente. Y esto puede prolongarse hasta el infinito y más allá dejándonos en un estado emociones muy poco favorable.

Y…para qué nos sirve todo esto?

Ojo! que os escribe una persona que también ha tenido este patrón…hasta que me dí cuenta, y mira que es lógico, que eso no me ayudaba y, sobre todo que esos hábitos no me ayudaban a reparar. Me «ayudaban» a meterme más en la mierda y más en el rol de víctima.

Eso no sirve para nada!!

Las emociones están para hacernos crecer y tomar conciencia de como estamos. Por ello, vamos a ver qué hacemos con la culpa.

Con las emociones, y en este caso con la culpa:

  1. Primero es IDENTIFICAR la emoción y ver que está ahí.
  2. Tomar CONCIENCIA de qué hace ahí. Es decir, las emociones son señales, en el momento que me aparece la culpa, ver qué cosa he hecho o no, o ha pasado fuera para que esté sintiendo así.
  3. Coger RESPONSABILIDAD. Una vez que tengo identificado qué es lo que me hace sentir mal, hacerme responsable de ello. Si hay algo que pueda hacer ahora o más adelante, ver en qué me he podido equivocar, ver si hay algo que tenga que aprender o cambiar.
  4. TOMAR ACCIÓN. En base a lo que haya concluido del tercer punto, actuar.
  5. De esta manera habremos GESTIONADO la emoción, y eso me permitirá sentirnos empoderados, ya que habremos puesto solución a nuestro estado emocional y, reforzará nuestro autoestima. Y nos llevará al PRESENTE que es donde podemos actuar.

Os dejo aquí como refuerzo de tips para la culpa que, hicimos hace un par de años.

https://www.albilpsicologia.es/2017/07/01/4-tips-para-reducir-la-culpa/

Como os decimos en el vídeo, si queréis que profundicemos más en el tema de la culpa, dejárnoslo en los comentarios.

Nos leémos 😉

M. Albil

Ser Egoísta Es Malo

Ser egoísta es malo…¿cuántas veces habremos escuchado esta frase?

Y en otros tantos momentos:

,- cuando hemos visto a otras personas priorizarse o ser egoístas las hemos juzgado,

– cuando lo hemos hecho nosotros nos hemos sentido mal o, nos han llegado juicios de fuera…

Pensar que ser egoísta es malo, es una creencia que nos hace mucho daño.

Como decimos en el vídeo, para nosotros ser egoísta o priorizarse, no consiste es pensar solo en nosotros y que les den al resto, NO! eso no!!!

Priorizarse tiene que ver con no olvidarnos nunca de nosotros y de cuidarnos.

Te quiero recordar una cosa que probablemente sepas pero que, a menudo se nos olvida bastante. Lo que te quiero decir es que: TÚ ERES LA PERSONA MÁS IMPORTANTE DE TU VIDA.

Después de esta afirmación, nuestra mayor responsabilidad es cuidar de nosotros, Si nosotros no estamos bien, ya puedo hacer sea lo que sea que, mi vida no va a ir bien.

Como hemos crecido creyendo que ser egoísta o priorizarse es malo, hemos tenido la tendencia en hacer las cosas por y para los demás. Para que mi mundo afuera esté contento…pero esto ¿cómo nos deja a nosotros?

El hecho de poner el foco fuera y en hacer más felices a los demás que a nosotros mismos, nos condena a mucha insatisfacción y frustración constante.

Sabéis que trabajamos la responsabilidad 100%. Desde aquí ser egoísta y priorizarnos es lo mejor que podemos hacer.

Si somos personas que si aprendemos a:

Escucharnos.

Mirarnos.

Cubrir nuestras necesidades,

Querernos.

Comprendernos,

Aceptarnos

Saber lo qué nos hace disfrutar.

Tratarnos bien

Y sobre todo a darnos Amor Incondicional: SEREMOS PERSONAS PLENAS Y COMPLETAS.

Personas que sabemos que, la única persona que nos podemos hacer felices somos nosotros mismos. Personas saben que al sentirse plenos, en paz, en clama y en abundancia todo eso bonito que está en nosotros es lo que vamos a dar a todo nuestro mundo exterior.

Mientras que sino nos atendemos, como hemos dicho antes, caeremos en la insatisfacción y en la frustración. Y desde ahí proyectaremos todo eso a nuestro entorno: hijos, familia, parejas, amigos, trabajo, etc

Sabemos que cuesta romper con creencias que nos llevan acompañando toda la vida pero…no atenderte te ha llevado a algún lugar? te ha llevado a sentirte pleno?

Nos encantaría que reflexionarais sobre ello y que, te des la oportunidad de que empieces a no perderte de vista y a darte bienestar. Verás y descubrirás cómo te sientes de bien y, como tu entorno empieza a bailar contigo es esa misma síntonía.

Si quieres comenzar a cuidarte, ya sabes que en Albil Psicología te acompañamos en este maravilloso y mágico proceso.

https://www.albilpsicologia.es/para-ti/

Mirian Albil

Somos folios en blanco

Muy buenas y Feliz Año nuevo!!!

Da gusto volver a estar por aquí otro año y otra entrada más 😉

Hoy os queremos hablar de que somos folios en blanco.

Y esto qué quiere decir?

Cuando nacemos llegamos al mundo sin ningún tipo de creencia o de experiencia. Vamos adquiriendo ambas según va pasando el tiempo y, nuestros días de vida.

Lo que ocurre, es que en nuestras primeras etapas de vida somos esponjas y, absorbemos todo lo que vemos y lo que nos dicen sin cuestionarnos si eso es es válido o útil para nosotros…pero ahí se queda en nuestro inconsciente y en nuestro cuerpo.

A medida que vamos creciendo, y comenzamos a ser más conscientes, vamos viviendo experiencias que nos descolocan, nos duelen, nos rompe con lo que pensábamos y, esto cuesta gestionarlo. En ocasiones nos deja bloqueados.

El motivo de esto es que, lo que estoy viviendo fuera choca con lo que yo tengo dentro (creencias, valores, opiniones, etc) y no ´sabemos como gestionar ese desajuste y nos va causando heridas emocionales y pensamientos o conclusiones que no nos hacen ningún favor.

La consecuencias de estas heridas, es que cada vez vamos teniendo más miedos, el carácter nos cambia, estamos más frustrados, desanimados con la vida y con la gente, y nos culpamos o culpamos a los demás de lo grises que estamos.

La culpa no es de nadie. Nadie nos enseña a gestionarnos emocional ni cognitivamente y, tampoco a pararnos a escuchar en que momento estamos y a saber cuáles son los verdaderos valores de nuestra vida en las diferentes etapas.

De ahí que nuestro folio acabé hecho un higo!!!

Pero ahora que somos conscientes de esta situación, si vamos a ser Responsables.

La responsabilidad personal conlleva el hecho de que nos curemos de nuestras propias heridas, y para curar primero hay que saber dónde esta la herida.

Por eso en la terapia, trabajamos mucho el mirar para dentro y ver dónde se están esos bloqueos que no nos permiten poner coherencia entre lo que tenemos dentro y lo que vemos fuera.

Trabajamos el equilibrio y el poder sanarnos, adaptando nuestras creencias y emociones a lo que verdaderamente somos.

Nos contaron muchas cosas, pero hay que trabajar en qué nos contamos nosotros a nosotros mismos y si eso, nos es saludable.

Mirar las heridas permite curarlas.

¿Desde hace cuánto no te miras las heridas?

No te hagas sufrir más y a por ellas!!

El proceso de mirar y meter mano a las heridas es sanador y muy liberador.

Nos leemos y vemos en el próximo vídeo-blog;)

Mirian Albil

Felicidad

Ya estamos a las puertas de una nueva Navidad.

Época en la que nos cargamos de ilusiones, nuevas propuestas y objetivos y, sobre todo de muchos deseos.

Deseos que fundamentalmente tienen que ver con la Felicidad. De encontrarla, de sentirla, de vivirla…

Y a pesar de que la ansiamos con todas nuestras fuerzas, sentimos que nunca llega o que si llega se va rápidamente.

Es aquí donde solemos entrar en bucles infinitos de inconformismo anhelando y queriendo más cosas, o en esa sensación que tod@s experimentamos con menor o mayor intensidad de vacío.

Por supuesto que la felicidad existe, y no es que sea una utopía o un sueño imposible, sino que tal vez la tengamos mal definida y buscamos donde no es.

Pensamos que la felicidad es tener esto o lo otro, conseguir este objetivo o aquel pero, nada tiene que ver con eso. Y ahí es donde nos perdemos…

La felicidad consiste en ir dando pasos cada día y cada instante a lo que nos hace sentir bonito, viv@, en paz y plen@, es un camino que es una carrera de fondo. Una carrera que está plena de sentido para que, en cada paso estemos en conexión con nuestra verdadera esencia y nuestro verdadero SER, y que nos recuerda que este camino si que merece la pena.

Problemilla…¿cuánto tiempo dedicamos a escucharnos, a mirarnos y ver qué es realmente lo que nos hace sentir felices?

Cuando nacemos llegamos a una sociedad con unas normas, principios, leyes que nos dicen lo que está bien lo que está mal, lo que debemos y no debemos hacer, lo que es esto y lo que es lo otro…y las hacemos nuestras. Pero esto, no tiene nada que ver con cada un@ de nosotr@s…

Y es aquí donde vienen los conflictos personales y morales que tenemos, porque nos cazamos disfrutando de cosas que se suponen que son malas o que no se deben hacer pero que sin en cambio nos hace sentirnos bien y vivos!!

El problema no es que estemos siendo desleales al mundo, es que estamos siendo desleales y nos estamos fallando a nosotr@s mism@s y esa es la gran putada!

Por eso, es tan importante mirar siempre para dentro, comprendernos y ver que hay en nosotr@s en cada momento, para ocuparnos y darnos lo que nos merecemos y lo que deseamos.

Este no es un camino egoísta, en absoluto, es el camino más generoso para con nosotr@s mism@s y para con los demás que podemos emprender. Porque cuando tú te das bienestar, eres capaz de dárselo a los demás, cuando tú te das verdad, eres capaz de dárselo a los demás, porque cuando tú brillas los demás pueden también brillar.

La felicidad es un camino para valientes, te apuntas a la carrera?

Amar y Tener Pareja

Siempre hemos escuchado que, el único sitio o lugar donde podemos encontrar el verdadero amor estando en pareja.

Esta es un idea, que además de ser mentira, nos hace mucho daño, ya que hay muchos motivos por las que las personas no tienen pareja, y eso nada tiene que ver con la capacidad de amar o ser amados.

Confundimos el amor con el tener pareja y, eso en muchas ocasiones nos frustra y nos hace sentirnos no merecedores de ser amados.

El amor es algo que nace de dentro y, el tener pareja es algo que nace de fuera. Esa es la primera gran diferencia, y aquello que tengo dentro es lo que proyecto fuera. Sino sé amar, mi pareja será disfuncional, y sé amar, mi pareja será un lugar de celebración.

El amor y la capacidad de amar es una ACTITUD Y UNA MANERA DE ESTAR EN LA VIDA. Es mirar siempre a lo que se quiere, se disfruta, cuando se está abierto a la vida, a crecer y a disfrutar de las cosas sin condiciones.

Amar es esa capacidad de disfrutar de lo que tenemos a nuestro alrededor y sacarle el mayor partido sin reservar y, con la libertad de entregarnos sin miedo.

Cuando adquirimos esta capacidad y actitud somos seres plenos que no necesitamos de nadie que nos salve, nos sostenga, nos cubra necesidades, ya que eso lo hacemos nosotros.

Desde aquí, aprendemos a ACEPTAR a las personas tal y como son, y no las intentamos adaptar o cambiar a lo que a nosotros nos resulta más cómodo o conveniente en ese momento.

Aquí es donde vivenciamos el amor incondicional a nosotros mismos y a los demás, y eso nos da libertad.

Esto nos permite estar en las relaciones sin miedo, única y exclusivamente disfrutando de lo que tenemos al lado, porque aquí sabemos y experimentamos que la persona que tenemos a nuestro lado está porque quiere y no por necesidad.

Está en ese lugar de celebración.

Hasta que las personas no seamos capaces de amarnos, amar a la vida y a las personas desde esa generosidad y dando lo mejor de nosotros, no obtendremos relaciones que no estén condicionadas.

Las relaciones de pareja, son un reflejo de como nos amamos a nosotros mismos.

Si quieres tener una relación personal contigo mismo de 10 y una relación de pareja de 10, desarrolla tu capacidad de amar y, experimentarás la magia de la vida 😉

Queremos continuar la terapia contigo y que nada cambie. Ampliamos nuestra terapia online vía Skype debido a las medidas por el Coronavirus.
Queremos continuar la terapia contigo y que nada cambie. Ampliamos nuestra terapia online vía Skype debido a las medidas por el Coronavirus.

Nosotros te llamamos

Déjanos tus datos de contacto.