Mery: «Ahora me siento en libertad plena».

¡Hoy tenemos con nosotras a otra pedazo de Valiente, Mery!

Una valiente que nos enseña que si algo está limitando tu calidad de vida, es momento de ponerte manos a la obra y liberarte de sus cadenas.

Ella decidió acudir a terapia porque se dio cuenta de que su vida se veía muy limitada por su ansiedad y estrés al llegar a casa y encontrarse algo desordenado o descolocado.

Priorizaba el orden y la limpieza por encima de todo, incluso sobre su tiempo libre y su vida social. Tampoco se encontraba cómoda ante los planes improvisados, ¡con lo bien que sienta la espontaneidad!

Nos cuenta como ahora siente “libertad plena”, sintiéndose dueña de su tiempo y sus planes, siendo ella (y no su ansiedad) la que decide qué hacer y cuándo hacerlo. Y además, desde esta tranquilidad gestiona también mejor sus enfados y ha aprendido a enfadarse de una forma sana para ella y para los demás, controlando el impulso y solucionando mejor los problemas con su entorno.

Ha logrado desterrar a los mil “tengo qué…” que le contaba diariamente su cabeza. Y ha dejado de sobrecargarse con tareas cotidianas que no son ni urgentes ni útiles. Y convive con normalidad con cosas tan naturales como gotas, juguetes tirados por el suelo, pelos, cajones abiertos, pintura infantil, montones de ropa…como ella tanto deseaba.

“Son cosas en las que pierdes el tiempo tontamente” como ella nos cuenta, “porque lo que importa de verdad, es disfrutar de tus seres queridos”.

Nos cuenta cómo disfruta de su vida de otra manera, desde la LIBERTAD y la PAZ. Viviendo, encargándose y decidiendo sobre su presente, y no sobre su futuro. Echa la mirada atrás, reconoce haberse perdido muchas cosas, y la sirve como impulso para no volver a desperdiciar ni un trocito de su presente.

Y el mejor consejo que os puede dar si os sentís identificad@s con su historia: “que no pierda más el tiempo y que se trate, porque es perder tiempo, salud y disfrutar de la vida y de la gente que quiere”

Gracias infinitas Mery, por contar con tanto orgullo y normalidad algo que tantas voces callan por vergüenza. Gracias por tu esfuerzo y superación, porque todo lo que has logrado te lo debes a ti misma.

Comparte

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Dinos que te ha parecido este artículo, Puntúa (DE 1 A 5 ESTRELLAS)

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Queremos continuar la terapia contigo y que nada cambie. Ampliamos nuestra terapia online vía Skype debido a las medidas por el Coronavirus.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

ARTÍCULOS MÁS VISTOS

Queremos continuar la terapia contigo y que nada cambie. Ampliamos nuestra terapia online vía Skype debido a las medidas por el Coronavirus.

Nosotros te llamamos

Déjanos tus datos de contacto.